Calle Ocho de Miami: “La Pequeña Habana”

15 agosto 2008

América

Portada | Lugares únicos | Calle Ocho de Miami: “La Pequeña Habana”
Calle Ocho de Miami: La Pequeña Habana
La Calle Ocho de Miami, de esta forma, fue reproduciendo los iconos la vieja Habana, esforzándose los cubanos de Miami en recrear el ambiente, las tradiciones y los lugares comunes que dejaron atrás, en el ambiente de hermandad que caracteriza a todo aquél que se encuentra en tierra extraña y que lo une de una forma muy especial con sus paisanos. Tras los años fue forjándose lo que se conoce hoy como “La Pequeña Habana”.
 

En la SW 8th St de Miami (“Calle Ocho de Miami”) se encuentra “La Pequeña Habana”, lugar donde llegaron los primeros exiliados cubanos tras el triunfo de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959. Sin embargo, decir que la Calle Ocho de Miami es el refugio del exilio cubano tras la Revolución Castrista es reducir el significado e importancia de este lugar a un tópico.

Ciertamente, Miami fue el lugar escogido por los primeros exiliados cubanos que huyeron a los EE.UU. tras los primeros días del triunfo de la Revolución en Cuba, por lo que se convirtió, en un primer momento, en el lugar escogido por los partidarios del Régimen de Batista para refugiarse tras su salida de Cuba.

Sin embargo, pronto numerosos partidarios de la Revolución Cubana en sus inicios abandonaron la isla tras quedar defraudados por el rumbo que tomaba la Revolución, considerando que Castro y “El Che” habían abandonado el espíritu y principios revolucionarios iniciales, perdiéndose toda esperanza de que Cuba se convirtiese en un ejemplo democrático en el Caribe. Esa segunda oleada de exiliados cubanos recaló igualmente en Miami, por lo que la ciudad comenzó a adquirir unos tintes inequívocamente latinos y, en concreto, su SW 8th St, en la cual fueron asentándose las sucesivas oleadas de exiliados cubanos que llegaban a los EE.UU.

 

 


De esta forma, la SW 8th St de Miami fue convirtiéndose, progresivamente, en la “Calle Ocho”, la cual irá nutriéndose de forma progresiva de más y más cubanos, ya fueran perseguidos políticos, ya fueran, sencillamente, gentes en busca de una vida mejor.

La Calle Ocho de Miami, de esta forma, fue reproduciendo los iconos la vieja Habana, esforzándose los cubanos de Miami en recrear el ambiente, las tradiciones y los lugares comunes que dejaron atrás, en el ambiente de hermandad que caracteriza a todo aquél que se encuentra en tierra extraña y que lo une de una forma muy especial con sus paisanos. Tras los años fue forjándose lo que se conoce hoy como “La Pequeña Habana”.

“Batistianos”, “Profesionales”, “Marielitos” y “Balseros” son las grandes oleadas que han ido conformando el espíritu de la Calle Ocho de Miami, los que han ido forjando esta Pequeña Habana, todos con unas motivaciones diferentes para abandonar Cuba, e incluso con ideologías radicalmente diferentes, pero con un objetivo común una vez en Miami: recrear su Cuba natal.

Tabaco, café fuerte, santería, gastronomía, dominó cubano, música, salsa, …, todo recuerda a La Habana en esta parte de los EE.UU., donde es muy difícil encontrar a alguien que no hable español y donde uno se siente en cualquier otro lugar menos en los EE.UU.

 

 

Ubicación de la Calle Ocho de MiamiUbicación de la Calle Ocho de Miami…


 

El 9 de marzo de 1978 el Club Kiwanis de La Pequeña Habana organizará el “Primer Festival de la Calle Ocho”, con el objetivo de canalizar todo el rebosante espíritu latino de la Calle Ocho hacia una fiesta de hermandad de la comunidad cubana de Miami, Festival que se irá consolidando con los años hasta convertirse hoy en la mayor fiesta de la Comunidad Hispana en los EE.UU., reuniendo no sólo a los cubanos de Miami sino también a la miríada de latinos (colombianos, peruanos, ecuatorianos, …) que han ido sumándose al puzzle latino que es hoy la Calle Ocho.

Tiene lugar así un carnaval latino impresionante, donde los latinos residentes en Miami desfilan a lo largo de la Calle Ocho bailando, bebiendo, comiendo, compartiendo y disfrutando de un ambiente de fiesta y hermandad incomparable, en el que resulta muy difícil resistirse a participar y sumergirse en la sensualidad de los ritmos latinos que te envuelven.

 

 

Y, a la vista de esta importantísima comunidad latina en los EE.UU., de la que participan abiertamente los propios norteamericanos de orígenes no latinos, comprometiéndose e identificándose con ella, cabe preguntarse quién falta aquí, en este ambiente hispano, en el que se habla español, en el que se comparten tradiciones y la cultura hispana y en la que todo hispanohablante es bienvenido. Sí, efectivamente, faltan los españoles ¿Qué complejos arrastramos los españoles? ¿Por qué los hispanos se sienten orgullosos de las tradiciones y la cultura que les legamos hace más de 500 años y, nosotros, precisamente nosotros, damos la espalda a esta comunidad tan importante y creciente que representa el segundo idioma más hablado del Mundo? ¿Por qué los españoles nos esforzamos en parecernos y asimilar las costumbres de los norteamericanos, dando la espalda a nuestros hermanos latinoamericanos? ¿Por qué asociamos Miami a todo, exceptuando a su potentísima comunidad latina?

Probablemente, como indicamos, se trate de complejos que arrastramos desde hace años y que nos convierten en los creadores de una cultura con la que no queremos o no sabemos identificarnos, pendientes siempre de las modas que nos imponen desde el exterior.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Basta darse una vuelta por el “Paseo de la Fama de la Calle Ocho”, en el que, junto a Gloria Estefan, Tito Puente, Celia Cruz, Raúl Velasco o Luis Miguel, entre muchísimos otros, aparecen los nombres y estrellas de tan sólo Julio Iglesias, Raphael y Rocío Jurado como españoles que nos representan en esta comunidad latina. ¿Dónde están los demás? Probablemente no está de moda ser latino en España, pero, seguramente, las cosas cambiarán, ya que sí lo está en EE.UU. y, como siempre, adoptaremos lo que nos viene de fuera, pero, esta vez, como algo prestado, siendo lo más sangrante que nosotros somos, precisamente, quienes dimos origen a esa riquísima cultura latina.

En cualquier caso, si viajas a Miami, no dudes en darte un paseo por la Calle Ocho y sumergirte en el ambiente latino que lo inunda, en hacerte partícipe de una de las comunidades más amplias y pujantes en los EE.UU. y que más influencia tendrá en el futuro. Te darás cuenta de que falta alguien en ese corolario de la cultura hispana: nosotros, los españoles. ¿Por qué no empezamos a cambiarlo?

Más lugares únicos

 

 

Herramientas para organizar tus viajes y tu ocio al mejor precio…

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Estadística: 0.0/10 (0 votos emitidos)
VN:F [1.9.22_1171]
Estadística: 0 (para 0 votos)



Síguenos...

Síguenos y mantente informado de las últimas informaciones publicadas.

3 Comentarios en “Calle Ocho de Miami: “La Pequeña Habana””

  1. REYNALDO LICEA VAZQUEZ Dijo:

    QUIERO IRME A VIVIR A LA PEQUEÑA HABANA LA SEMANA QUE VIENE,SOY CUBANO Y REFUGIADO POLITICO,VIVO EN LUSINA Y DESEO ESTAR CON MIS PAISANOS CUBANOS COMO CUANDO VIVIA EN LA HABANA VIEJA,ESA SON MIS GENTE,SALUDOS A TODOS,SI ALGUIEN CONOCE UNA RENTA BARATA ME ESCRIBEN A licear@Yyahoo.com

    VA:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0.0/5 (0 votos emitidos)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0 (para 0 votos)
  2. ViajeAhorro.com Dijo:

    Hola José Jaime.

    Gracias por tu recomendación y por participar.

    VN:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0.0/5 (0 votos emitidos)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Estadística: +1 (para 1 voto)
  3. Jose Jaime Navarro Dijo:

    Soy español. En uno de mis viajes a EE.UU. visité “La pequeña Habana” en Miami. Me gustaría recibir respuesta de algún hombre de negocios latino para iniciar una posible relación profesional en el campo del Marketing/Publicidad/Editorial en ese pequeño-gran rincón de habla hispana.
    Gracias por contestar.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0.0/5 (0 votos emitidos)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Estadística: +1 (para 1 voto)

Deja un comentario