¿Se necesita visado para viajar al Reino Unido?

8 enero 2011

América

Portada | Viaje Noticias | Viaje Noticias publicadas en 2011 | ¿Se necesita visado para viajar al Reino Unido?
¿Se necesita visado para viajar al Reino Unido?
Según reza el Derecho Comunitario, los familiares de los ciudadanos de la Unión Europea gozan de los mismos derechos (excepto los políticos) que éstos últimos, por lo que, en principio, por ejemplo, el esposo o la esposa de un ciudadano español con su NIE en régimen comunitario por ser familiar de ciudadano de la Unión puede moverse libremente por cualquier país miembro de la Unión Europea sin necesidad de ningún tipo de visado…
 

La mayoría consideraréis esta pregunta sencillamente como un verdadero disparate, ya que la mayoría partís de la idea de que, como ciudadanos de la Unión Europea, podemos circular libremente por todos los países de la Unión sin necesidad de visado alguno en nuestro pasaporte, simplemente con nuestro DNI o pasaporte español en virtud del principio de la libre circulación de personas que rige en el Derecho Comunitario.

Efectivamente ello es así; pero si echáis un vistazo a nuestra Guía de Londres, en la sección dedicada a la documentación necesaria para viajar a Londres, además de comprobar que se trata de la página más vista en ViajeAhorro.com, podréis ver también que es la que más comentarios y consultas genera porque, precisamente, en el caso del Reino Unido (también en el de Irlanda), la pregunta que planteamos no tiene una respuesta tan sencilla en determinados casos en los que, en principio, debería aplicarse el mismo régimen comunitario que a los nacionales de los Estados Miembros de la Unión Europea.

Según reza el Derecho Comunitario, los familiares de los ciudadanos de la Unión Europea gozan de los mismos derechos (excepto los políticos) que éstos últimos, por lo que, en principio, por ejemplo, el esposo o la esposa de un ciudadano español con su NIE en régimen comunitario por ser familiar de ciudadano de la Unión puede moverse libremente por cualquier país miembro de la Unión Europea sin necesidad de ningún tipo de visado. Efectivamente, así lo indica la normativa comunitaria y así es en el caso de que ese familiar de ciudadano comunitario quiera viajar a la mayoría de los países miembros de la Unión, salvo que se trate de viajar al Reino Unido (también en el caso de Irlanda).

 

 


Pero, ¿si la normativa comunitaria es tan clara al respecto, por qué esas excepciones en el caso del Reino Unido y también en el caso de Irlanda? La realidad es que la normativa comunitaria no permite ese tipo de excepciones y no deberían producirse, ya que la exigencia de visado a los familiares de comunitarios que residen en cualquier país de la Unión Europea en régimen comunitario supone una clara discriminación que vulnera el Derecho Comunitario. Sin embargo, el problema radica en que, junto al concepto de “Unión Europea”, existe otro concepto en el que se amparan las autoridades británicas para exigir el visado vulnerando, en principio, el Derecho Comunitario: el “Espacio Schengen”.

En la Unión Europea rige el principio de la libre circulación de personas y de establecimiento, libertades éstas que amparan el que a los ciudadanos de la Unión no se les exija visado para viajar y establecerse en cualquiera de los países miembros de la Unión Europea, ni tampoco, por extensión, a sus familiares que residen legalmente con ellos en esos países. Sin embargo, junto al espacio de libre circulación que es la Unión Europea, existe también un espacio de seguridad llamado “Espacio Schengen”, el cual se establece en virtud del llamado “Acuerdo de Schengen” firmado el 14 de junio de 1985 entre algunos países miembros de la Unión Europea, así como otros países ajenos a la Unión, un Tratado Internacional que tenía por objetivo armonizar determinados aspectos de los controles fronterizos externos de la Unión Europea, así como establecer una zona de libre circulación con la supresión de las fronteras comunes de los países firmantes. Mediante este acuerdo, los Estados suprimieron los controles de las fronteras comunes, potenciando sus fronteras externas a fin de obstaculizar la inmigración ilegal de nacionales de Estados no miembros de la Unión Europea; no habrá, pues, fronteras interiores. Además los Estados se comprometen a armonizar sus normativas sobre prohibiciones y restricciones y a adoptar las medidas necesarias para salvaguardar la seguridad.

Hasta ahí todo bien, ya que el “Acuerdo de Schengen” venía a reforzar el principio de la libre circulación de personas dentro de la Unión, incluidos los familiares de ciudadanos comunitarios. Sin embargo, el problema es que no todos los países de la Unión se acogieron al “Acuerdo de Schengen”, como fue el caso del Reino Unido e Irlanda, sino sólo a los aspectos relativos a la cooperación policial y judicial, por lo que estos países podían excepcionar la libertad de circulación y supresión de fronteras interiores en determinados casos. Así, por ejemplo, si un ciudadano peruano obtenía un visado Schengen para viajar a España, ello también le habilitaba para viajar por cualquier país que formara parte del Espacio Schengen, con independencia de que ese otro país formara o no parte de la Unión Europea, pero no así en el caso del Reino Unido o de Irlanda, ya que estos países no forman parte del Espacio Schengen en su totalidad, sino sólo en algunos aspectos relativos a la cooperación policial y judicial que no se extienden a la libre circulación de personas, por lo que dichos países pueden (y así lo hacen) exigir un visado para entrar en sus fronteras a ese ciudadano peruano que obtuvo un visado Schengen, a pesar de tratarse de países de la Unión Europea, ya que estos países no forman parte del Espacio Schengen y, para ellos, el visado Schengen carece de valor alguno. Sin embargo, en el caso especial de los familiares de ciudadanos comunitarios que residen legalmente en un país de la Unión Europea, no estaríamos hablando de la aplicación de la normativa del Acuerdo de Schengen, sino de la aplicación del Derecho Comunitario puro y duro, de los Tratados Constitutivos de la Unión Europea y de su acervo comunitario, un conjunto de normas que impiden la exigencia de visado a los ciudadanos de la Unión y a sus familiares para moverse dentro de las fronteras de la Unión Europea, incluidos el Reino Unido e Irlanda, ya que esos ciudadanos de la Unión y sus familiares estarían amparados por el Derecho Comunitario en igualdad de condiciones.

 

 

Pero la teoría está muy bien, aunque en la práctica nos encontramos con que las autoridades británicas y las irlandesas están exigiendo un visado especial para los familiares de ciudadanos de la Unión Europea, a pesar de que ello contraviene el Derecho Comunitario y sus principios, amparándose para ello en que esos países no forman parte del Espacio Schengen y que, por tanto, pueden exigir el visado familiar a los familiares de ciudadanos de la Unión Europea cuando esos familiares no ostentan la nacionalidad de un país de la Unión, algo que no debiera ser así por cuanto no estamos hablando en tales casos de personas que residen en la Unión Europea en virtud de un visado Schengen, sino que lo hacen porque se les concedió un visado Schengen para poder entrar en el Espacio Schengen para residir en él al ser familiares de ciudadanos de la Unión, siendo que, una vez establecidos en la Unión Europea les son reconocidos los mismos derechos que a cualquier ciudadano de la Unión (salvo los derechos políticos), incluidos los de libre circulación y establecimiento en cualquier país comunitario, incluidos el Reino Unido e Irlanda.

Ante la contundencia de lo señalado, las autoridades británicas argumentan que ellos no niegan ese derecho a la libre circulación y establecimiento para los familiares de ciudadanos de la Unión Europea que son nacionales de terceros países, sino que lo que ellos hacen es verificar que realmente se trata de familiares de ciudadanos de la Unión y que no se trata de un fraude, señalando que esos familiares entraron en el territorio de la Unión mediante un visado Schengen que ellos no reconocen, por lo que ellos no niegan esos derechos comunitarios que ostentan esos familiares de ciudadanos comunitarios, sino que de lo que se trata es de comprobar que realmente ostentan tal condición, algo que las autoridades británicas no pueden verificar hasta que no tramiten la concesión de un visado especial distinto al visado Schengen que, como hemos indicado, no les vincula a estar fuera del Espacio Schengen. Realmente se trata de una argumentación algo enrevesada, pero jurídicamente impecable que justifica en que las autoridades británicas (y también las irlandesas) vengan exigiendo visado a los familiares de ciudadanos comunitarios que residen legalmente en cualquier país de la Unión Europea, aún cuando, como en el caso de los que residen en España ostenten y exhiban un NIE de régimen comunitario, un documento que tampoco reconocen las autoridades británicas, señalando que el único documento que ellos reconocen es el pasaporte en el que esté estampado el visado otorgado por ellos.

 

 

Sin embargo, también hay que señalar que, en la práctica, nos encontramos con casos de familiares de ciudadanos de la Unión Europea a los que, curiosamente, a pesar de no ser nacionales de ningún país comunitario, las autoridades británicas no les exigen visado, casos que son excepcionales pero que existen, sin que nadie sepa cuál es el criterio por el que las autoridades británicas no lo exigen en tales casos. En cualquier caso, lo que debe quedar claro es que, como regla general, si no se es nacional de un país de la Unión Europea, aunque se sea familiar de ciudadano comunitario y se resida legalmente en la Unión, las autoridades británicas (y también las irlandesas) nos van a exigir el visado familiar para poder viajar al Reino Unido, por lo que recordamos que siempre, antes de viajar, nos pongamos en contacto con el correspondiente Consulado Británico o visitemos la página de la “UK Border Agency” para informarnos y, en su caso, tramitar el correspondiente visado para poder viajar y no llevarnos una sorpresa desagradable que eche por tierra nuestro viaje y el dinero invertido.

Imagen de previsualización de YouTube

Publicado el 8 de enero de 2011

Más Viaje Noticias

 

 

Herramientas para organizar tus viajes y tu ocio al mejor precio…

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Estadística: 0.0/10 (0 votos emitidos)
VN:F [1.9.22_1171]
Estadística: 0 (para 0 votos)



Síguenos...

Síguenos y mantente informado de las últimas informaciones publicadas.

4 Comentarios en “¿Se necesita visado para viajar al Reino Unido?”

  1. ViajeAhorro.com Dijo:

    Hola Cherr.

    No necesitas visado.

    Saludos y gracias por participar.

    VN:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0.0/5 (0 votos emitidos)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0 (para 0 votos)
  2. cherr Dijo:

    ola,tengo nacionalida española,,puedo viajer sin necisidad el visado pra ir a londres….

    VA:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0.0/5 (0 votos emitidos)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0 (para 0 votos)
  3. ViajeAhorro.com Dijo:

    Hola Josemiel.

    Tal y como habrás podido leer, en teoría no necesitarías ningún tipo de visado al ser familiar de comunitario, debiendo bastar con el NIE. Sin embargo, las autoridades británicas lo vienen exigiendo a pesar de ser familiar de ciudadano comunitario, por lo que sí o sí vas a necesitar visado, tal y como indica la página de la “UK Border Agency”: http://www.ukvisas.gov.uk/en/ukvqr;jsessionid=E5AEAC12338BFB49CF5C2EF6F910C069.tomcat11?redirect=true&promoId=22829598&reason=Visit&nationality=Colombia&location=Spain

    Si viajas solo necesitarás un visado de turista; si viajas con tu esposa necesitarás el “EEA Family Permit”.

    Saludos y gracias por participar.

    VN:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0.0/5 (0 votos emitidos)
    VN:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0 (para 0 votos)
  4. josemiel Dijo:

    necesito una respuesta sobre el visado

    VA:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0.0/5 (0 votos emitidos)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Estadística: 0 (para 0 votos)

Deja un comentario